jueves, 13 de septiembre de 2012

Cuidado en la web

Cuidado en la web, los estafadores acechan

POR DIEGO NORIEGA / ESPECIAL para Clarín : ver nota en ClaríN digital

Si bien en el mundo online existen sitios serios y muy confiables, son numerosas las falsas ofertas que se promocionan para captar incautos y hacerles pagar por lo que nunca recibirán. Diferentes modalidades y riesgos mayores.
Una plataforma en la que proliferan los engaños y donde hay que cuidarse

12/09/12 - 17:06
Un consejo básico e indispensable es contar con un Antivirus. Al comprar por Internet, en general habrá que brindar datos personales y tenemos que asegurarnos que nuestro equipo sea fiable para realizar la compra.
Navegación segura
Es importante saber dónde vamos a comprar, si el lugar donde se va a realizar la operación es de confianza, con políticas antifraudes, etc.Existen páginas reconocidas, avaladas. 
Normalmente, toda esta información está disponible en Internet. Basta con navegar y obtener los comentarios de los  usuarios que han utilizado esos sitios, además de la información que ofrecen los mismos sitios, que suelen aparecer como  condiciones de uso del site, política de privacidad, etc.
Productos y compras
En este tipo de transacción de compra-venta, suele incluirse toda la información relativa a los datos de la empresa, medios de pago y gastos de envío, forma de envío, plazos de entrega, etc. Si no es así, en cualquier otro lugar de su site o durante la propia gestión de la compra tienen que suministrarse esos datos.
En el caso de los clasificados online gratuitos, cuando el sitio es serio funciona como plataforma de contacto y permite a los usuarios registrados entrar en conexión directa de modo offline, ya sea por telefóno, mail o a través de una cita pactada entre ambos.  Esto brinda mayores garantías de seguridad, ya que la operación se cierra fuera del sitio, acordando los términos de pago entre comprador-vendedor, sin necesidad de facilitar datos bancarios. 
Fraudes comunes
Venta por apuro: es muy común la venta de vehículos y/o inmuebles a precios menores a los de mercado. En este caso, se alegan motivos de viaje o traslados laborales, para justificar el apuro y el precio. La forma de engaño consiste en solicitar una seña para concretar algunos trámites de la transferencia del vehículo o de averiguación de garantías y sellos en el caso de inmuebles. Luego de ello, desaparecen con el dinero.
Importaciones: se publican vehículos traídos desde otros países o zonas donde el precio es mucho menor por estar exentos de algún tipo de impuestos, como podría ser la zona franca en Panamá. Los anuncios pueden parecer muy convincentes, resaltando que el vehículo se abona una vez que llega al país. Estas personas hacen "trabajo de hormiga", es decir, no roban grandes sumas sino que estafan a muchos usuarios por cifras pequeñas con la excusa de que deben abonar sellos y certificados para poder retirar el vehículo de la Aduana.
Falsos premios y concursos: se trata de una vieja modalidad en la que se contacta a los usuarios con el pretexto de tener que entregarles un premio sorteado por la empresa.
Otro caso es publicar avisos que promuevan un nuevo tipo de lotería extranjera, juego online o telefónico para lograr que el público caiga por curiosidad y, luego, comunicarle que ha sido beneficiado con un auto 0 KM, viaje u otro producto atractivo. Como es de suponer, el premio no existe y nunca llegará a manos de la víctima, pero esta última si deberá desembolsar un dinero en concepto de gastos administrativos o de papeleo para poder recibir dicho premio. La estafa se concretó.
El esquema Ponzi: es una operación fraudulenta de inversión, que implica el pago de prometedores o exagerados beneficios. Esta estafa consiste en un proceso en que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por los nuevos inversores que caen engañados por las promesas de obtener grandes beneficios. El sistema sólo funciona si crece la cantidad de nuevas víctimas.
En Argentina podemos resaltar el reciente caso de Eugenio Curatola (2006), que prometía grandes retornos provenientes de supuestas inversiones en Forex y opciones.
Trabajo desde casa (servicios turísticos, encuestas, envíos de email, etc.): este tipo de estafas o actividades ilegales semejan ser ofrecimientos de trabajo normal, de ahí lo difícil de ver dónde está la trama de la estafa para una persona inexperimentada. 
Las “ofertas laborales” más comunes están relacionadas a tareas simples y repetitivas pero altamente rentables (en apariencia), como completar encuestas para supuestas agencias internacionales, envíos de e-mails, visitar sitios de Internet o vender paquetes turísticos en línea que sólo demandan 1 o 2 horas de trabajo por día.
Suelen promocionarse con sueldos y pagos semanales demasiado altos para la media. Si bien se puede estar realizando estas tareas y creer que todo el trabajo es real, a la hora de recibir los pagos nos convertimos en mediadores en el robo de dinero de cuentas bancarias cuyos datos de acceso han sido obtenidos de manera fraudulenta (virus, malware, phishing, etc.).
En otras palabras, pasamos a ser muleros de un esquema de lavado/blanqueo de dinero. Algunas de estas falsas empresas suelen realizar hasta entrevistas laborales previas con estos muleros e inclusive enviarles contratos de trabajo para aparentar mayor seriedad en la tarea que se está ofreciendo.
Agencia de modelos: a este tipo de anuncios se deberá prestar especial atención, ya que muchas veces es utilizado para captar individuos que luego son víctimas de trata de personas. Además, se deberá tener cuidado con aquellos anuncios en los que menores de edad dejen sus datos de contacto personales, como pueden ser e-mail, teléfono, etc. y que pudiesen ser utilizados luego por pederastas o pedófilos.
También se debería vigilar estos contenidos, ya que como todo aviso de tipo fraudulento de promesa de trabajo o éxito, siempre intenta cobrarle a la victima por algún costo generado por trámites, books de fotos, viáticos para falsas entrevistas con productoras o castings, etc.
Telefonía móvil / equipos tecnológicos: la venta de equipos informáticos o de telefonía móvil suele tomar provecho de personas ubicadas en el interior del país, donde los precios suelen ser mayores que en Capital o el país en el que se publica el anuncio.
En este caso, se ve un producto nuevo o usado a un excelente precio y generalmente liberado (cuando se trate de celulares), por lo que la oferta resulta muy atractiva para la víctima, que deberá depositar el dinero por adelantado para poder adquirir el equipo. En muchos casos, los pagos son realizados vía transferencia bancaria, Western Union, MoneyGram o giro postal. Obviamente, el producto adquirido nunca llega o, en muchos casos, el usuario estafado recibe una caja vacía o con algún otro objeto no relacionado con su compra.
Animales: la estafa gira en torno a la supuesta adopción de perros de raza, ya sea por falta de espacio o por cuestiones de tiempo para criarlos o mantenerlos. Los anuncios publicados ofrecen perros en adopción de razas que, generalmente, tienen precios elevados para la venta y son de tamaño mediano a pequeño, haciendo así que sea más fácil convencer a las víctimas, que se darán cuenta de que han sido estafadas luego de enviar dinero por los medios clásicos para gastos de envío, vacunas y demás procedimientos que pudieran requerir los cachorros supuestamente puestos a la venta, y nunca recibirlos ni recibir respuesta alguna a sus reclamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Seguinos por correo electrónico!

Archivo del blog